El entorno urbano en evolución: Creando ciudades habitables

351

Por: Xavier Mongin – director global del sector de gobierno, defensa y ciudades inteligentes en Alcatel-Lucent Enterprise

No hay duda de que las ciudades están creciendo y cambiando, rápido. De hecho, la rápida
urbanización de las últimas décadas ha significado que más del 56 por ciento de la población
mundial actual viva en ciudades. Y a medida que las personas acuden en masa a las ciudades, los
gobiernos enfrentan el desafío de brindar los servicios que los ciudadanos necesitan en un entorno
centrado en el ser humano que brinde calidad de vida y respete la sostenibilidad.
Garantizar la calidad de vida significa garantizar la seguridad, el tiempo, la salud, el medio
ambiente, la conectividad, el empleo y el costo de vida de los ciudadanos. También significa
garantizar que los ciudadanos no se vean obstaculizados por la tecnología y que siempre tengan
acceso a los servicios. La falta de igualdad de acceso para todos los ciudadanos solo dará lugar a
conflictos y disturbios. La ONU señala que, si bien las ciudades del mundo ocupan solo el tres por
ciento de la tierra del planeta, producen entre el 60 y el 80 por ciento del consumo de energía y el
75 por ciento de las emisiones de carbono. Los gobiernos deberán descubrir cómo evitar la
expansión urbana no planificada y la infraestructura y los servicios sobrecargados (incluida la
recolección de desechos, el agua y el saneamiento, y las carreteras y el transporte).
De la Ciudad 4.0 a la 5.0
El ritmo al que crecen los entornos urbanos debe coincidir con el ritmo al que evolucionan.
Durante los últimos 20 años, las iniciativas de ciudades inteligentes se han centrado en el uso de
tecnologías digitales conectadas para automatizar procesos, lo que se conoce como Ciudad 4.0.
Ahora es el momento de alejarse de la construcción de infraestructura que simplemente conecta
dispositivos en silos de servicio y avanzar hacia un entorno holístico de ciudad conectada 5.0.
Si bien no existe una definición estricta y rápida, se acepta ampliamente que City 5.0 aprovecha la
tecnología para conectar todo y a todos para crear ciudades más habitables. El pensamiento actual
se centra en agregar inteligencia digital para resolver problemas públicos que pueden ayudar a
mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Además, los datos en tiempo real pueden
proporcionar información oportuna para que los gobiernos identifiquen problemas y respondan
rápidamente con soluciones potencialmente de menor costo.
Sin embargo, la Ciudad 5.0 no sucederá en el vacío. Los cambios que tienen lugar en las ciudades
inteligentes reflejan las evoluciones que tienen lugar en el mundo industrial. Por ejemplo, hasta
hace poco, la Industria 4.0 se centraba en una producción más inteligente y eficiente. Sin embargo,
la Industria 5.0 avanza hacia tecnologías digitales que refuerzan el papel y la contribución de la
industria a la sociedad. Según los expertos, la Industria 5.0 toma en consideración el bienestar del

trabajador y adopta nuevas tecnologías para brindar prosperidad más allá del empleo y el
crecimiento respetando los límites de producción del planeta.
Los gobiernos y la ciudad 5.0
Los gobiernos serán responsables de hacer realidad la Ciudad 5.0. Dado que los ciudadanos son, en
última instancia, los clientes de los gobiernos, los funcionarios electos serán responsables ante
quienes votaron por ellos, de realizar las inversiones públicas correctas, en el momento adecuado.
El desafío será satisfacer la necesidad, porque a medida que crece la población de la ciudad, no
hay garantías de que los presupuestos crezcan en consecuencia. Los gobiernos tendrán que ser
eficientes para enfrentar los desafíos del futuro al mismo tiempo que atienden las expectativas de
sus ciudadanos. Deberán agregar Machine Learning (ML), Internet de las cosas (IoT) e inteligencia
artificial (IA) a la combinación para crear la ciudad conectada inteligente 5.0 del mañana.