La salida de capitales de América latina generó una oleada de depreciaciones que volvió a ubicar al dólar en Brasil por encima de los 4 reales.

 

La primavera cambiaria y financiera que siguió al levantamiento del cepo sufrió ayer su primer traspié, al reactivarse una oleada de salida de capitales de los países emergentes por la aparición de datos que alimentan temores sobre la verdadera salud de la economía china.

La cotización local del dólar, que se había mostrado estable en las últimas jornadas, avanzó de 13 a 13,21 pesos (+1,65%) a nivel mayorista y de $ 13,30 a $ 13,51 en su versión minorista, al cabo de la primera rueda de negocios del año, tras registrar un salto en la parte final de las operaciones al “aumentar sorpresivamente la demanda”, describió la corredora ABC Mercado de Cambios en su habitual reporte.

Las reservas del Banco Central, que acumulaban diez jornadas en franca recuperación (se habían incrementado en US$ 1465 millones gracias a la recuperación de los depósitos en esa moneda y el ingreso de capitales privados al país) se contrajeron ayer en US$ 51 millones (cayeron de 25.562 millones a 25,511 millones de dólares), afectadas por el reflujo de fondos al exterior y el desarme de algunas inmovilizaciones bancarias que sólo habían sido pactadas con fines de elusión fiscal.

Todo fue consecuencia directa del “efecto dominó” que se desató desde antenoche en los mercados, una vez se supo que la actividad fabril en China había acumulado en diciembre su quinto mes consecutivo en retroceso, con lo que se afirma en un ciclo contractivo que ya suma diez meses.

Ese preocupante dato alentó una especie de corrida que hizo caer 7% a la Bolsa de Shanghai y obligó a sus autoridades a suspender las operaciones más de una hora antes de su cierre normal.

El cierre anticipado de los negocios, inédito para el mercado chino, fue consecuencia de la entrada en vigor de una nueva norma prudencial que insta a dar por finalizada la sesión cuando las caídas promedien el 7%, y había sido diseñada, precisamente, para tratar de acotar este tipo de oscilaciones que fueron usuales durante 2015.

El mecanismo permite suspender las operaciones durante 15 minutos si el China Securities Index (CSI) -principal índice que engloba a las 300 acciones más importantes- cae más de 5%, o durante el resto de la jornada si cae más del 7%. Y entraba en vigencia justamente ayer, cuando se hizo público el nuevo ajuste en el sector industrial, en medio de renovadas tensiones en Medio Oriente.

La ola expansiva condenó a la bolsas a arrancar 2016 con fuertes pérdidas, lo que incluyó a Wall Street (caídas del 2 al 3%), el resto de los mercados asiáticos (3% se hundió el Nikkei japonés) y las plazas europeas (4,3% cayó la Bolsa alemana, en su peor arranque de año en más de un cuarto de siglo).

Pero como suele suceder en estos casos, la peor parte se la llevaron las plazas emergentes, al agregar a la caída bursátil subas en sus tasas de riesgo y devaluaciones de sus monedas como resultado del sacudón.

En la región, por caso, la salida de capitales provocó devaluaciones del 0,5 al 2,2% en las monedas latinoamericanas; un ajuste liderado por Brasil, que llevó al dólar a cotizar en ese país nuevamente por encima de los 4,03 reales.

En este contexto, la depreciación del peso argentino estuvo en línea con la registrado por el resto de las monedas de la región, aunque el abrupto cambio de tendencia tal vez puso en guardia a algunas autoridades. Por caso, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ricardo Negri, que se quejó de que las liquidaciones sojeras estuvieran por debajo de las previsiones oficiales e instó a los productores a vender de manera más fluida (ver página 15).

Para el analista Luis Palma Cané, el ajuste global fue resultado de una típica “sobre reacción” de los inversores. “No hay cambios en los fundamentos, y además hay que tener en cuenta que China cuenta aún con herramientas monetarias y fiscales como para estabilizar sus mercados”, explicó.

Impacto doméstico

1,6%

Para arriba

Ajustó el dólar, que había abierto la jornada estable y se disparó en la última hora y media de operaciones, por el reflujo de fondos hacia el exterior

US$ 51

Millones

Cayeron las reservas, cortando un ciclo en el que habían trepado casi US$ 1500 millones en 10 ruedas

Por: Javier Blanco

http://www.lanacion.com.ar/1859409-subio-el-dolar-y-las-reservas-cortaron-su-recuperacion-en-un-mal-dia-de-mercados-por-china

Related Posts

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *