Director de Vatnet Financial Research.

 

Nuevos contextos Vivimos una etapa de grandes cambios. La reciente suba de tasas en EE.UU. podría inaugurar una etapa de fortalecimiento global del dólar y de aumento de la aversión al riesgo. Esto sería negativo para muchas commodities y para ciertos mercados emergentes, si bien el mundo continúa con un amplio nivel de liquidez. En nuestro país se inauguró una etapa de mayor sinceramiento y racionalidad. Ante la imperiosa necesidad por la virtual cesación de pagos parcial, en pocos días se ha regularizado el mercado cambiario con la devaluación del peso frente al dólar oficial, la reapertura del mercado de futuros reduciendo a la mitad las posibles pérdidas oficiales y la desregulación de la operatoria en general. Ahora deberían venir las medidas tendientes a lograr los equilibrios presupuestario y monetario como marco del control de la inflación, una vez producidos los cambios de precios relativos.

Tiempo de diversificarUn contexto tan cambiante dificulta la toma de decisiones. Dentro de estas limitaciones se proponen algunas sugerencias para una cartera destinada a quienes aceptaran un grado de riesgo en su portafolio. Hace un año recomendábamos una cartera centrada en un 70% en bonos en dólares o en pesos ajustables por el dólar oficial. Tal cartera tuvo una rentabilidad excelente, pero ahora ingresamos en una nueva etapa y es aconsejable tener agilidad para aprovechar las alternativas. Correspondería aumentar la diversificación.

La cartera Se recomienda una cartera con bonos en dólares (35%), bonos ajustados por inflación (15%), bonos ajustables por tasa (15%), acciones (15%), derivados financieros (5%) y liquidez (15 por ciento).

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1858473-sin-titulo

Related Posts

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *