“Values – based diversity”, el estudio realizado por The Economist en octubre de 2013 reveló los principales valores que motivan a los jóvenes de la Generación Y, según la mirada de la alta gerencia.

 

Para la investigación se entrevistaron a 228 ejecutivos responsables por desarrollar la estrategia de recursos humanos de sus empresas pertenecientes a 19 segmentos diferentes. Los encuestados estaban distribuidos en las siguientes regiones: Europa, Norteamérica y Asia – Pacífico, África y Latinoamérica.

Aclaremos que el comportamiento de los jóvenes Y, que en muchos casos ya se desempeñan como mandos medios, aún sigue siendo motivo de asombro para sus jefes.

Veamos las cifras que arrojó el estudio sobre los valores, que en opinión de los gerentes poseen los Y: el 42% valora las posibilidades de ascenso, el 41% el balance entre la vida personal y el trabajo, al 40% lo motiva la ético en la organización, el 36% se interesa por el estilo de comunicación, la remuneración y compensaciones especiales el 35% y finalmente el 26% valora el estilo de liderazgo de su jefe.

¿De qué nos hablan estos resultados? ¿Tienen correspondencia real con los valores y expectativas de la generación Y?

Por una parte nos hacen ver el enorme desafío que tenemos por delante, primero comprender los valores de la generación Y sin tratar de anteponer los nuestros. Luego, de la necesidad de desarrollar políticas de recursos humanos que tengan que ver con sus expectativas.

En el mismo estudio Tamara Erikson, investigadora y autora de “What’s Next, Gen X?”, daba una pista al expresar que en las entrevistas realizadas a jóvenes de la generación Y, para sus investigaciones observó que las distintas generaciones le asignan un valor diferente al dinero. Aclarando que entre los Y, escuchó la palabra “suficiente”, “ellos quieren lo suficiente para lo que quieren hacer, pero no necesariamente más”, aseguró. Expresando que los CEOs, “no entienden esto y piensan que en realidad los millennials no están motivados”.

Entonces: ¿Cuánto conocemos sobre la generación Y? A la luz de esta encuesta y a los estudios realizados por Erikson, parece necesario seguir indagando sobre la motivación de los más jóvenes.

Y el único modo de averiguarlo es preguntándoles a ellos. Un posible comienzo, podría ser preguntar a nuestros colaboradores, qué es lo que más valoran y comenzar a definir estrategias de recursos humanos segmentadas de acuerdo con sus intereses, quizás de esta manera el desconcierto por sus comportamientos disminuya.

¿Alguno de ustedes ya lo está haciendo?

 http://www.callcenternews.com.ar/

Related Posts

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *