Recuerdo que cuando era chico vi Mary Poppins, ¿la recuerdan? se trata de un musical de Walt Disney estrenado en 1964. La película mezcla actores reales con secuencias animadas, algo muy innovador para aquel entonces (otra que Pixar Animation Studios!)

 

 

poppins

 

El argumento consistía en una aparentemente perfecta familia inglesa de buena posición que decide contratar a una niñera para que cuide de sus dos hijos. La elegida es Mary Poppins (Julie Andrews), una mujer que tiene poderes mágicos y que gracias a ellos enseñará los valores más importantes a los niños con la ayuda de su amigo Bert (Dick Van Dyke).

Y cuando hablamos de esta película, aquellos que la vieron, seguramente recordarán la expresión Supercalifragilisticoexpialidoso, el título de una canción que describe la forma milagrosa en la que uno puede salir airoso de situaciones difíciles, e incluso de cambiar su propia vida. Veamos la escena:

 

Fácil ¿no? Cuando leen la historia de emprendedores exitosos como Steve Jobs, Billy Gates o Mark Zuckerberg (porque ellos fueron y son emprendedores) ¿no tienen la sensación de que montar una start up exitosa es “Supercalifragilisticoexpialidosol”?

Sin embargo, Deborah Gage escribió en Wall Street Journal el excelente artículo, aunque demasiado realista para mi gusto: Un secreto bien guardado: 3 de cada 4 start­ups fracasan. Yyy sí…como bien comienza, “Desde afuera se ve todo muy fácil, un emprendedor con una tecnología de moda y fondos de capital de riesgo se convierte en millonario a los 20 años.” Pero continuá “ahora existen pruebas de que esas start­ups respaldadas por capital de riesgo fracasan en una proporción mucho más alta que la que la industria suele mencionar.” (Pueden leerlo completo en mi portal dedicado a Pymes y Emprendedores ;) )

¿Qué es lo que sucede? ¿Porque fracasan? ¿Será que ser emprendedor y contar con una start up exitosa es tan difícil como pronunciar “las palabras mágicas? ¿Será que solo unos pocos han logrado decir en voz alta y rápidamente “Supercalifragilisticoexpialidosol”? La verdad estimados, al menos en este blog, no van a encontrar la receta milagrosa para ser parte del 25% que no fracasa, lamento ser tan directo. Pero es que sí la tuviera no me estarían leyendo siquiera, sino que estaría en Sillicon Valley haciendo negocios con algun CEO en jean y zapatillas, o más probablemente, en alguna playa del caribe disfrutando de mi fortuna, familia, amigos…

Hablando en serio, no creo que haya una receta mágica, pero sí creo que el emprendedor debe contar con una personalidad determinada, que se caracteriza fundamentalmente por ser una persona dispuesta a asumir riesgos y a intentar una y otra vez, pero sobre este tema estaremos hablando un poco más adelante, es lo que algunos denominan el ADN Emprendedor.

Y como quiero que sigan leyendo este blog, les prometo que para las próximas entregas estaré desarrollando y mostrando conceptos, teorías y herramientas muy útiles que seguramente serán de utilidad para su próxima start up, emprendimiento o empresa. Si bien ya hablamos de la importancia de tener definidos los Objetivos Estratégicos, eso es solo el comienzo…¡Hasta la próxima!

Related Posts

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *