La última encuesta de escasez de talento de Manpower revela que es difícil encontrar técnicos, ingenieros, oficiales, para tareas manuales calificadas, lo que afecta su competitividad.

 

La Argentina ocupa la decimotercera posición en el ranking mundial de países con más dificultades para encontrar personal clave y el segundo en la región. Según una reciente encuesta de ManpowerGroup sobre escasez de talentos, en nuestro país, el 41% de los empleadores no halla perfiles que son esenciales para su negocio.

El porcentaje viene disminuyendo desde 2010, cuando el 53% de los encuestados dijo que se le hacía difícil encontrar personal clave. Aun así supera por siete puntos la media mundial, de 35 por ciento.

Hoy faltan técnicos, ingenieros, oficiales, para tareas manuales calificadas, personal contable y de finanzas y secretarias, asistentes y personal de oficina, en ese orden. Completan el top ten los representantes de servicio al cliente, personal de IT, obreros y operarios de producción.

El sondeo global fue realizado entre 38.600 empleadores (800 argentinos) de 42 países, 10 de ellos en América.

Impacto en el negocio

El ranking global de escasez de talento está encabezado por Japón, Brasil, la India, Turquía y Hong Kong, tres de ellos, las mayores economías asiáticas. De nuestra región, Brasil es el único país con más inconvenientes que el nuestro. En la lista americana siguen Costa Rica, Estados Unidos, Panamá, México por arriba del promedio mundial y Canadá, Guatemala, Colombia y Perú, por debajo del promedio.

¿Cuál es la causa tras la escasez de talento en nuestro país? Para el 42% faltan competencias técnicas y para el 32%, habilidades blandas como el entusiasmo, de relación interpersonal, profesionalismo, flexibilidad y adaptabilidad, que según Manpower son fundamentales para la empleabilidad. Para el 19% de los encuestados también faltan calificaciones específicas para ciertas industrias.

La mitad de los encuestados locales dijo que en mediana o gran medida, la escasez de talento afecta su capacidad de satisfacer las necesidades de los clientes. También impacta puertas adentro de la organización, especialmente en la reducción de la competitividad, el aumento de rotación y la disminución de creatividad. En menor medida se detectan aumentos en los costos de compensación y en el compromiso de los empleados.

Según Alfredo Fagalde, director de ManpowerGroup Argentina, los empleadores saben que la falta de talento amenaza su capacidad de competir, pero “todavía están frustrados por la falta de una solución sencilla. Se dan cuenta de que ampliar su fuerza laboral, aumentar la compensación o cazar talento de los competidores son soluciones insostenibles”, comenta.

¿Qué hacer ante tal situación? “La capacitación interna y trabajar en la formación de las personas disponibles en la organización es clave. Otra posible iniciativa se basa en el acercamiento a las instituciones. Muchas compañías ponen foco en esto y otras piensan que debe ser el rol del Estado que debe generar interés desde la escuela con profesores que fomenten crear el gusto por determinadas profesiones que el mercado argentino necesita egresados”, explica Fagalde.

FUENTE: lanacion.com.ar

 

Related Posts

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *