La cifra se desprende de un estudio realizado por Alcatel-Lucent de cara a los próximos cuatro años. Según la firma, en este período las empresas del sector realizarán en la región inversiones circundantes a los U$S 60.000 millones con el objetivo de mejorar la infraestructura móvil y ampliar la conectividad.

 

 

“Ya no bastará solamente con que la población esté conectada”, aseguró Servando Vargas, director de Mercadeo para CALA de la firma.

Los últimos 24 años fueron escenarios para grandes cambios en materia de tecnología. Los 90s, conocidos como “La era digital” y los 2000, como “de la información” abrieron paso a un nuevo período, que puede denominarse “La era de la conectividad”. La influencia de las redes sociales, la mensajería instantánea, el auge del video y el uso de aplicaciones tipo OTT conducen a que los consumidores quieran estar todo el tiempo conectados, y desde cualquier lugar.

En este sentido, según Alcatel-Lucent, las compañías dedicadas a las telecomunicaciones en la región harán inversiones millonarias para mejorar su infraestructura y que esto permita, a su vez, proveer un mejor servicio a sus clientes. En este sentido Vargas agregó que “en el 2015 se alcanzará una penetración del 56%, con 350 millones de latinoamericanos con acceso a banda ancha inalámbrica”.

A la hora de hacer un balance sobre lo acontecido durante 2013 y presentar sus predicciones con respecto a lo que debemos esperar en materia de telecomunicaciones en la región en los próximos años, Vargas destacó la relevancia que ha venido alcanzando la banda ancha inalámbrica en esta región. Actualmente, Latinoamérica cuenta con alrededor de 200 millones de usuarios. Adicionalmente, la banda ancha inalámbrica no solo triplica a la fija –en términos de conexiones–, sino que se convierte en una de las tecnologías que más impactan en el crecimiento de los países en la actualidad.

Según el Director, servicios como WhatsApp, Skype y Netflix motivan y crean nuevos hábitos, lo que sirve como argumento para realizar inversiones por parte de los operadores.

Por otra parte, Alcatel-Lucent calcula que en 2015 habrá 350 millones de latinoamericanos con acceso a banda ancha inalámbrica para una penetración del 56%. “La tecnología 3G seguirá siendo la que predomine en la región, pues la adopción de 4G LTE será gradual por las adecuaciones tecnológicas que se tienen que hacer, además de que algunos de los operadores demorarán sus inversiones en este campo hasta que recuperen parte de lo que han invertido en redes 3G y porque a nivel comercial los modelos de negocio están en sus inicios para LTE”, explicó Vargas.

Si bien será la tecnología inalámbrica la que predomine, la banda ancha fija también observará crecimientos positivos en América Latina, pasando de 65 millones de conexiones a finales del 2013, a 79 millones a finales del 2015.

“Ya no bastará solamente con que la población esté conectada, sino que acceda a banda ancha de calidad para que pueda desarrollar temas como e-learning, e-health, e-commerce, trabajo a distancia, entre otros”, concluyó el ejecutivo.

 

Related Posts

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *