Una carga menos

Reducen el impuesto a los autos de alta gama

Con el objetivo de “aumentar la producción y las inversiones en el sector”, el Ministerio de Producción anunció el miércoles una drástica reducción del llamado impuesto a los autos de alta gama, gravamen que había hecho desaparecer esas unidades del mercado y que golpeaba a los vehículos medianos de producción nacional. A partir del miércoles y con vigencia por seis meses, la alícuota para los autos que superen los $ 350.000 será de 10% (tasa efectiva del 11,1%). En tanto, cuando traspase la base de $ 800.000 pagará un 20%. Hasta la actualidad, los vehículos que iban de $ 225.000 a $ 278.000 estaban gravados con una tasa de 30%, y para los que superaban los $ 278.000 se aplicaba una alícuota de 50%. Por la forma en que se calcula el impuesto, en este último caso los precios aumentaban hasta 100%.

Apoyo empresario

Los concesionarios celebraron la decisión oficial

Las voces a favor de la reducción y modificación de impuestos internos que afectaban a una parte importante de los vehículos de la industria automotriz argentina no se hicieron esperar. Una de las primeras en dar su opinión, mediante un comunicado, fue la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). “El sector concesionario celebra la reducción de este impuesto que no ha hecho más que distorsionar los precios del mercado de vehículos medios, y desea reiterar su predisposición para aportar y trabajar en cualquier tema que sea necesario, en pos de alcanzar un mercado nacional cada vez más pujante y sustentable”, expresó esta entidad el miércoles último. Según destacó, el impuesto desmantelaba la fabricación de vehículos de fabricación nacional del segmento medio.

Adiós cedin y baade

Punto final para el plan K de blanqueo de capitales

Esta semana tuvo además otras novedades en materia impositiva: el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, anunció el fin del blanqueo de capitales que había instaurado el kirchnerismo en 2012 y que se había prorrogado en nueve oportunidades. El funcionario criticó el anterior sistema. Dijo que era insólito que se pudiera ingresar el dinero en efectivo y que no hubiera ninguna penalización. El blanqueo se podía canalizar a través del Cedin (con una inversión inmobiliaria) y el Baade (bonos para infraestructura), recordó, en tanto, Alberto Abad, titular de la AFIP. Por su parte, también se prorrogó hasta el 30 de abril próximo el impuesto a los combustibles líquidos. En este tema se está diseñando un esquema tributario que promocione las energías renovables, dijo Prat-Gay.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1858465-la-sobremesa-de-la-semana

Related Posts

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *