Las fábricas elevaron de 2900 a 3000 pesos su oferta por la oleaginosa disponible; el volumen negociado trepó de 8000 a 90.000 toneladas; leve repunte de los precios en Chicago

 

Tras el pedido del secretario de Agricultura de la Nación, Ricardo Negri (h.), para que los productores de soja aceleraran la venta del remanente de la cosecha 2014/2015, la devaluación del peso frente al dólar (alcanzó el 3,4%) -sin intervención del Banco Central- posibilitó ayer que los compradores elevaran el valor de la oleaginosa para la zona del Gran Rosario, de 2900 a 3000 (+3,4%), y que el volumen comercializado trepara de 8000 a 90.000 toneladas, según informó la Bolsa de Comercio de Rosario.

Esta reacción del mercado volvió a poner en evidencia que tanto compradores como vendedores esperaban una paridad peso/dólar distinta de la que se registró tras la liberación del mercado cambiario argentino para negociar la soja disponible. Tan es así que antes de la medida oficial, en ambos lados de la cadena comercial se proyectaron operaciones con una relación más próxima a 15/16 pesos que a los 12/13 pesos vigentes en las jornadas precedentes.

Las dos principales referencias tomadas por el sector granario para medir el rumbo de la divisa estadounidense y para evaluar su capacidad de pago habilitaron ayer a las fábricas procesadoras a elevar sus propuestas. Estas referencias fueron el tipo de cambio del Banco Central, que aumentó un 3 por ciento al pasar de 13,069 a 13,455, y al tipo de cambio comprador (cotización divisa) del Banco Nación, que subió un 3,4 por ciento al variar de 13,100 a 13,550.

El repunte de los precios de la soja también se reflejó en los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, donde pasaron de 2700 a 2800 y de 2650 a 2750 pesos, respectivamente.

Casi imperceptible fue el impacto de la tónica alcista de la plaza sobre los precios de la soja de la cosecha 2015/2016 que, al estar expresados en dólares, siguen más ligados a los fundamentos internacionales que a la coyuntura doméstica. En efecto, si bien no hubo ofertas abiertas, el rango de valores manejado por los operadores osciló de 205 a 208 dólares por tonelada, contra los 205/207 dólares de la jornada anterior.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), el saldo fue negativo para las cotizaciones de la soja, dado que las posiciones enero y mayo resignaron US$ 2,50 y 0,50 al terminar la jornada con ajustes de 224,50 y de 212 dólares por tonelada.

Para comprobar que la tónica alcista del mercado local fue consecuencia directa de la devaluación del peso frente al dólar vale tener en cuanta que en la Bolsa de Chicago las subas fueron mínimas tras dos ruedas bajistas consecutivas. Los contratos enero (próximo a vencer) y marzo sumaron US$ 1,20 y 0,46, en tanto que sus valores de ajuste fueron de 318,85 y de 314,99 dólares por tonelada.

La mejora de la soja estadounidense respondió a un ajuste técnico tras las bajas de las ruedas precedentes y a algunas compras de ocasión de fondos de inversión y de comerciales (exportadores e industriales). Sin embargo, la carga de la abundante oferta global y la fortaleza del dólar frente a las monedas que -como el peso, el real y el euro- tienen influencia en el comercio de materias primas, limitaron las ganancias.

En el mercado doméstico de los cereales el único cambio relevante lo registró el valor del maíz disponible para la zona del Gran Rosario que, tras un inicio de jornada estable, logró cerrar la jornada con una mejora de $ 50, al pasar de 1750 a 1800 pesos por tonelada de cereal con descarga. Los valores expresados en dólares para Bahía Blanca y para Necochea se mantuvieron estables, en 142 y en 140 dólares, respectivamente.

También quedaron sin variantes las propuestas de los exportadores por el maíz de la próxima cosecha con entrega entre marzo y abril, dado que fueron de US$ 142 para Rosario; de US$ 143 para Bahía Blanca, y de US$ 140 para Necochea. En el Matba, las posiciones abril y julio sumaron US$ 0,50 y 0,20, mientras que sus ajustes fueron de US$ 142,50 y de 140,20.

Luego de tres ruedas bajistas consecutivas, los contratos marzo y mayo del maíz en Chicago recuperaron US$ 0,59 y 0,39 al cerrar la jornada con valores de 138,97 y de 141,13 dólares por tonelada.

Acerca del trigo, los exportadores volvieron a pagar ayer $ 1850 por tonelada de cereal condición cámara para Bahía Blanca y US$ 130 para la zona del Gran Rosario, sin cambios y lejos de los $ 2100/2150 esperados por los vendedores. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires indicó que los molinos pagaron entre 1450 y 2700 pesos por tonelada del cereal, según calidad, procedencia y forma de pago. En el Matba, la posición enero subió US$ 4,50 y quedó en 138 dólares.

En Brasil prevén exportaciones récord en 2016

SAN PABLO (Reuters).- Las exportaciones de soja de Brasil deberían alcanzar un récord de 57 millones de toneladas en 2016, tras la marca histórica de 53,06 millones de toneladas del año pasado, dijo ayer la Asociación Nacional de Exportadores de Cereales (Anec).

“Ese aumento se concentrará principalmente en los puertos del Norte, debido a la saturación de la capacidad de los puertos tradicionales del Sur, y en función de las condiciones climáticas derivadas del Niño”, dijo la entidad en un comunicado, en el que añadió que los precios de la soja “no deberían tener grandes variaciones durante el pico de la cosecha (marzo/junio)”.

Según datos del Gobierno, Brasil embarcó cerca de 730.000 toneladas de soja en diciembre, para cerrar 2015 con ventas externas por 54,3 millones. El puerto de Santos volvió a ser la principal vía de salida, con 12,18 mill./t.

Por: Dante Rofi
http://www.lanacion.com.ar/1859694-la-devaluacion-del-peso-impulso-mayores-ventas-de-soja-en-rosario

Related Posts

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *