Mesas de ping pong, comida gratis, golosinas las 24 horas del día y oficinas coloridas con múltiples comodidades. Gente joven, descontracturada, que va a trabajar cuando quiere y que básicamente hace lo que le viene en gana. Esta es básicamente la imagen que todos tenemos de lo es trabajar para Google; un sueño. Sin embargo, no todo es color de rosa.

Ante la consulta de un usuario, dentro de la red Quora, un grupo de ex empleados comenzó a enumerar algunas de las desventajas que recuerdan de trabajar para el buscador.

– La selección de candidatos a contratar es tan meticulosa, argumentan, que hay gente sobresaliente haciendo los trabajos más simples. “Hay estudiantes de las mejores universidades trabajando de soporte técnico para Google Ads o reportando manualmente videos en YouTube” comenta uno de los ex empleados de la empresa.

– La dinámica dentro de Google es igual a la de cualquier empresa grande afirman. Hace rato que el buscador dejó de ser una startup. “El clima es similar al de cualquier otra oficina. Es fácil conseguir progresar si sabés en qué áreas trabajar y como planificar tu trabajo”.

– Muchos desarrolladores son arrogantes. “El nivel de los programadores de Google es mediocre, pero todos se creen súper calificados, lo que los vuelve arrogantes. En un entorno así, resulta difícil mantener discusiones o intercambio de ideas”.

– Según estos exempleados, Google es tan grande que realmente es difícil destacarse. El tamaño que alcanzó el buscador en los últimos años es tal que realmente resulta muy difícil lograr sobresalir por el resto de los empleados. “Hay que ser un verdadero genio para hacer la diferencia”.

– Aseguran que los mandos medios son mediocres. “El management intermedio de la empresa, lejos de motivar a los empleados, sólo se preocupa en las métricas y nada más. A nadie le interesa hacer cambios ni generar ideas revolucionarias.”

– El espacio dentro de la oficina puede ser bastante pequeño. “En el edificio del campus es común ver a varias personas compartiendo un solo box o a gerentes que tienen que compartir la oficina. Además, en este área de la empresa, no es tan fácil ver las golosinas, la mesa de ping pong o los videojuegos que suelen promocionarse.”

– Recomiendan dejar todo por escrito. “Cuando estás en el proceso de contratación, los entrevistadores pueden llegar a prometerte muchos beneficios que después no se ven. Así que si participás de alguna entrevista, pedí que te dejen por escrito todos los beneficios que vas a tener como empleado de la empresa.”

– Consideran que la cultura de la empresa es bastante inmadura. “La gente se la pasa comiendo, tomado y charlando a toda hora, pero realmente trabajan muy poco.”

– No se puede trabajar desde afuera de la oficina. A pesar de su cultura laboral flexible, según estos extrabajadores los empleados de Google no tienen ninguna posibilidad de hacer teletrabajo(trabajar desde fuera de la empresa), una práctica muy extendida en el mundo empresarial, en especial en el rubro tecnológico (más allá de Yahoo!).

– Según recuerdan, los empleados tratan mal a los pasantes. “Los empleados suelen subestimar y dar muy mal trato a todos aquellos que, trabajando en la misma oficina, no son contratados directamente por Google.”

– La comida. Sí, aunque parezca un chiste, la comida resultó ser un problema. Uno de los usuarios comenta que mientras trabajó para Google aumentó entre 20 y 30 kilos. Lo mismo cuenta de varios compañeros suyos. “Con tanta comida por todos lados, es difícil resistirse a comer mientras uno está aburrido o pensando en algo”

LA PELEA POR UN PUESTO

Todos los años Samsung abre procesos de reclutamiento de nuevos empleados en Corea. Este mecanismo de selección puede llegar a ser algo despiadado para miles de jóvenes que esperan que un puesto dentro de uno de los holdings más grandes de su país les brinde un mejor status social y económico.

Para lograr su ingreso a Samsung, los candidatos estudian y se preparan, como si fuera el ingreso a una universidad, para enfrentarse a las diferentes etapas de selección. El proceso consiste en exámenes escritos y entrevistas orales, en diferentes niveles, que poco a poco van filtrando a los aspirantes hasta alcanzar el número buscado.

Este año, según reporta Reuters, se presentaron más de 100 mil postulantes para ocupar sólo 5500 vacantes en las diferentes unidades de negocios donde Samsung tiene participación.

Los detractores de este sistema de selección, que se repite en la mayoría de los conglomerados coreanos, aducen que expone a los jóvenes a un nivel de competencia y exigencia excesivo.

http://www.lanacion.com.ar/

 

Related Posts

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *