En 1999 Maggio y Carolina Gándara crearon el primer portal de moda del país, al que se sumó el jugador como inversor.

 

DOs mujeres que se conocían a través de sus maridos coincidieron en que tenían ganas de hacer algo propio. En lo posible, similar a un modelo de negocios que ya conocían y que funcionaba bien en el exterior, pero que había que adaptarlo al mercado local. Y así fue. “Somos una vidriera online”, dice Agustina Maggio (35), una de las fundadoras de TheNetBoutique.com, el primer e-commerce de moda del país que creó junto con su socia Carolina Gándara (36), y al que al poco tiempo se sumó el jugador de fútbol Ezequiel “Pocho” Lavezzi como inversor.

El proyecto se lanzó en 2009 y juntas prepararon el terreno de lo que luego fue el boomde las plataformas de venta online de moda en el país. “Al principio queríamos traer ropa importada y venderla en el portal, pero vinieron las trabas a las importaciones y decidimos optar por los mejores 20 diseñadores del país. Pero fue difícil porque ellos nos decían que un e-commerce de moda no iba a funcionar en la Argentina. De todos modos sabíamos que era algo que iba a pasar, solamente teníamos que hacer bien los deberes y esperar a que el mercado madurara solo”, explica Maggio.

Ninguna de las dos venía del negocio online: Maggio era politóloga recibida en la Universidad de Belgrano y Gándara había estudiado Administración de Empresas en la Universidad de San Andrés. Lo primero que hicieron fue lanzar el sitio Web, para el cual invirtieron US$ 60.000. “Hicimos pequeñas inversiones muy cuidadas. El primer paso fue armar una marca y darle identidad, pensando que en algún momento el mercado iba a estar listo y podríamos ahí sí pensar en una expansión”, explica Maggio. Y agrega: “Nuestro sitio es una marca en sí y las firmas de moda quieren estar en él. Eso lo logramos con un buen branding y una muy buena curaduría del contenido”.

El inversor menos pensado llegó a los seis meses. ¿Cómo lo conocían? “Mi marido es su representante desde hace muchos años y teníamos una relación muy personal. Cuando necesitamos crecer e invertir en tecnología no hubo que convencerlo mucho. A él le gustaba el negocio y sabía que iba a prosperar, al igual que funcionan estos sitios afuera”, cuenta Maggio, y pide dejar en claro: “Él no invierte porque le guste la moda, sino porque le parece un negocio interesante”.

“Los sitios de e-commerce son negocios muy caros. En el imaginario colectivo hay una subestimación de la inversión que requieren. Se necesita acompañarlos de mucha estructura, de personal calificado y hay que conocer muy bien el paño”, explica. Maggio dice que a las marcas de moda les pasa lo mismo, porque “lanzan su canal de ventaonline, pero luego se dan cuenta de lo difícil que es gestionarlo”.

Si se le pregunta qué es lo mejor y lo peor de ser su propia jefa responde: “Emprender no es fácil, requiere mucho esfuerzo y mucha energía. Al principio todo depende de vos y te encargás de absolutamente todo. Pero si sale bien, después de ese proceso largo en el que pasás de estar supercontenta a muy enroscada pensando y buscándole la vuelta, al final te das cuenta de que hiciste lo correcto”.

Hoy tienen su oficina en Palermo que incluye un estudio donde realizan fotografías de los productos que venden; tienen 10 empleados fijos y 10 más tercerizados; entre ellos, productores de moda, estilistas, fotógrafos y productores de contenido audiovisual. Pero no son los únicos en el mercado: “Con el tiempo aparecieron jugadores como Dafiti.com, Mercado Libre Moda o NetShoes, que prueban que hay consumidores. Y en lugar de sentirlos como competencia creemos que ayudan mucho a crear el mercado local”.

¿Cumplieron su sueño? “Queríamos ser una empresa grande, no un pequeño local en Palermo que quizá sobreviva y a fin de mes nos deje algo de dinero. Queríamos tener proyección. La gente le fue perdiendo miedo a comprar online y estamos creciendo en un modo muy interesante. Pero sobre todo somos una empresa tecnológica”, dice Maggio. A futuro dice que el objetivo que tiene con su socia es que su empresa sea “la mejor plataforma de moda en América latina”, pero lo que tienen que evaluar es si les conviene “regionalizar el concepto de «moda argentina for export» o sólo el modelo de negocios”.

Por: Paloma Bigio
http://www.lanacion.com.ar/1858425-sin-titulo

Related Posts

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *