En un informe al que accedió Infobae, el banco Credit Suisse estimó que la cesasión de pagos se puede resolver en el corto o mediano plazo, y cada período determinará el impacto en la economía

 

La falta de acuerdo entre el Gobierno nacional y los fondos buitre se terminó de materializar en la conferencia de prensa que dio el ministro de Economía, Axel Kicillof, luego de que las partes se reunieran con el mediador Daniel Pollack en Nueva York. Como la Argentina cayó en un incumplimiento de parte de la deuda, la calificadora de riesgos Standard & Poor’s bajó la nota adefault selectivo.

 
En este contexto, Credit Suisse determinó que la Argentina ya “volvió al default”, pero la pregunta principal es cuánto tiempo se prolongará. Es por eso que en un informe al que accedió Infobae, el banco extranjero planteó tres escenarios de resolución en corto, mediano o largo plazo que, según cada período, podrían cambiar sustancialmente la situación económica del país.
 
1. El primer escenario es el más optimista de todos. La resolución se daría a través de un acuerdo de los holdouts con los bancos privados, a través de la Asociación de Bancos de la Argentina (Adeba), que preside Jorge Brito. Este avance en el corto plazo permitiría salir del default en 2014. “Si el default es breve, las consecuencias podrían ser insignificantes”, estimaron los economistas Daniel Chodos y Casey Reckman.
 
2. El escenario de base que plantea Credit Suisse es que la Argentina “intentará curar” el default a partir del primer semestre de 2015. A partir del año que viene se vence la cláusula RUFO, por lo cual se prohíbe pagarles más a los holdouts que a los bonistas reestructurados que entraron en los canjes de 2005 y 2010. El Gobierno argumenta que si le ofrece más a los fondos buitre antes del 31 de diciembre, los bonistas podrían exigir un pago igualitario, y se presenta como un riesgo para el país.
 
3. En tercer lugar, el peor escenario es que el actual Gobierno deje el problema del default al próximo, para que se resuelva recién a partir de 2016. “Un default que dure hasta fines de 2014 o incluso más podría profundizar la actual recesión de la economía y aumentar las presiones sobre la moneda”, agregó el informe. La merma de las reservas del Banco Central se acelerarían.
 
Sin embargo, el último escenario es el menos probable de todo, porque la Argentina no sólo necesita diversificar sus fuentes financieras al acceder nuevamente a los mercados de capitales por la falta de dólares. “Incluso se esperan más presiones sobre el peso y las reservas (del BCRA) durante este año”, argumentó el banco extranjero.

Un hecho aislado

Cada escenario puede mejorar (o empeorar) de acuerdo a la estrategia comunicacional del gobierno de Cristina Kirchner. Para la entidad, cambiar la totalidad de los bonos a legislación argentina -una de las posibilidades que surgió en los últimos tiempos- complicaría aún más la situación.
 
Si el default se mantiene a través de 2014 o por más tiempo, la confianza se seguirá debilitando y elconsumo interno seguirá deprimido, luego del golpe que le generó la fuerte devaluación de enero. “la economía argentina podría contraerse otra vez en 2015, en vez de atravesar una recuperación como habíamos pronosticado”.
 
Como el banco considera que el default argentino es un “evento aislado”, el problema tendrá un contagio limitado en América Latina, tanto a nivel comercial como financiero. Credit Suisse argumenta que los inversores distinguen a la Argentina de otros mercados emergentes como Chile, México, Colombia y Perú, que en la actualidad gozan de buenos datos en su macroeconomía. Sin embargo, Brasil se verá afectado en su canal comercial, debido a la estrecha relación que tienen a nivel económico. El país vecino es el principal destino de las exportaciones de Argentina, sobre todo en la industria automotriz.
 
En línea con las principales monedas emergentes, el peso mexicano se depreció por la expectativa de un alza en las tasas de interés, luego de que la Reserva Feferal reconoció una mejora en la economía de los Estados Unidos. Pero los especialistas también lo atribuyeron a la Argentina. Mario Copca, analista de CI Banco, aseguró a CNN Expansión que México no tiene un vínculo “tan importante” con la Argentina, pero es estrecho porque ambas naciones son parte del Mercosur. “El default no implica un riesgo directo sobre los activos mexicanos, pero sí puede generar un riesgo sobre los activos de América Latina”.
 

 

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, aseguró que un default argentino no tendrá gran impacto en los mercados, aunque calificó la situación de “lamentable”. Esto se debe, según Lagarde, al relativo aislamiento del país con el sistema financiero.
 
http://www.infobae.com/2014/07/31/1584489-el-dia-despues-cuales-son-los-tres-escenarios-que-puede-enfrentar-la-argentina-default

 

Related Posts

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *