La plaza local no pudo escapar de la sacudida mundial que generó otra vez China, tras conocerse informes que dejan a la vista los problemas que esa economía enfrenta para mantener su tasa de actividad.

 

El equivalente al EMI o PMI de China (denominado Caixin) cayó a 48,2 en diciembre, con lo que se mantuvo por décimo mes consecutivo en zona de contracción -por debajo de 50- tras acumular su quinto retroceso seguido. Ese dato, y la entrada en vigencia de nuevas regulaciones bursátiles, se combinaron para dar forma a una especie de corrida que hizo caer casi 7% al Shanghai Comp y obligó a esa Bolsa a cesar operaciones una hora antes de su cierre normal.

La ola expansiva a nivel mundial desató una nuevo reflujo hacia los activos que se consideran más seguros y, como contrapartida, una generalizada caída en aquellos vistos como más riesgosos. Esto dejó un tendal en las bolsas del mundo, que arrancaron el año al rojo vivo, con bajas que se escalonaron del 2 al 3% en los índices de Wall Street.

El contagio, a nivel local y entre las acciones, llegó vía ADR: las caídas del 2 al 5% de esos papeles en Nueva York determinaron el ajuste promedio del 1,3% en el Merval, un resultado amortiguado por el buen andar que mostraron en la jornada los papeles petroleros (subió 0,7% Petrobras y cerró neutra YPF).

Pero detrás de ese promedio se ocultan, por caso, caídas del 6,5% para Telecom, del 5% para Pampa Energía y del 3,5% para Edenor, Siderar y BBVA-Francés, entre otros.

A eso deben sumarse mermas del 2% promedio en los bonos en dólares, que se amplificaron hasta 4% en el caso de algunos títulos (como el porteño a vencer en 2020) emitidos en pesos pero ajustables por la variación del tipo de cambio.

Por: Javier Blanco

http://www.lanacion.com.ar/1859413-ano-nuevo-bajista-ante-otro-estornudo-chino

Related Posts

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *