Administrar de manera eficiente el tiempo es la clave que nos conduce a la productividad. Sin embargo, es importante saber diferenciar entre lo importante y lo urgente; de esta manera, es posible alcanzar el éxito.

En muchos casos descuidamos los asuntos realmente importantes, los que se alinean con los objetivos finales, por atender a los urgentes los cuales actúan como agentes distractores y algunas veces carecen de importancia.

Todo esto influye de manera directa en la productividad por lo que se hace necesario la planificación y el aprovechamiento del tiempo a cada instante. Así es posible cumplir con las tareas requeridas en el lapso establecido.

Es importante establecer prioridades y negarse ante situaciones o tareas que se alejan de lo importante, tomar el control del tiempo y tener la voluntad de enfocarse.

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *