La toma de decisiones acertadas representa una difícil tarea en cualquier ámbito. Los emprendedores no escapan de esta responsabilidad que en la mayoría de los casos permiten enrumbar o no el negocio hacia el logro de los objetivos.

La honestidad y la mitigación de riesgos representan un papel importante en la toma de una buena decisión. 

De acuerdo con medium.com, tomar una decisión es similar a realizar una prueba o experimento en el que jamás se debe escoger entre dos alternativas sino entre varios planes, cada uno de los cuales inicia con una elección para después desplegarse o ramificarse como un árbol en un conjunto de diversos pasos y resultados.

Cada rama se convierte en una hipótesis con definición propia de lo que es el éxito y el fracaso. Posteriormente, se continúa construyendo cada rama y recortando aquellas que lo ameriten para luego evaluar nuevamente cada vez que se realice un recorte.

Sin embargo, cada toma de decisión puede conllevar a un error y ante esta situación es importante considerarlo como una lección aprendida de la cual siempre es posible rescatar aspectos positivos y la definición de acciones a tomar para evitar incurrir nuevamente en el error.

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *