Un asalariado formal deberá trabajar esa cantidad de tiempo este año, dependiendo del nivel del ingreso de cada aportante, para cumplir obligaciones tributarias municipales, provinciales y nacionales, de acuerdo a un informe difundido por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

 

 

En consecuencia, el “Día de la Liberación de Impuestos (DLI)” se ubica en el país entre el 21 de junio y el 24 de julio, según sean sus ingresos.

La carga tributaria legal total durante el 2013 se ubicaría entre el 47,2 y el 56,2 por ciento del ingreso total (incluyendo costo laboral) de una familia.

El Día de la Liberación de Impuestos es un indicador utilizado para simplificar el impacto de la carga tributaria y consiste en tomar como base un año calendario y calcular hasta qué día se trabaja para cumplir con el pago de todos los impuestos que inciden económicamente sobre el ingreso.

Si se lo compara con el DLI del 2011, en dos años se incrementó entre 2 y 24 días la presión tributaria, siendo mayor el aumento para las familias de mayores ingresos.

Por ejemplo, un trabajador con un ingreso mensual total (incluyendo la carga laboral) de 19.574 pesos, tuvo un desplazamiento de 7,9 jornadas del Día de Liberación de Impuestos, mientras que en 2012, con una percepción de 15.785, el corrimiento fue de 5,8 días.

En el nivel más bajo de ingresos (que no queda alcanzado por el impuesto a las ganancias ni bienes personales), el Día de Liberación de Impuestos solo se extendió un día en cada año, como consecuencia de los incrementos en impuestos provinciales y municipales.

En el resto de los niveles de ingresos, si bien los incrementos provinciales y municipales también han influido, las principales causas del fuerte desplazamiento en el Día de Liberación de Impuestos (de entre 13 y 24 días según el caso) se encuentran en los tributos que forman parte del sistema impositivo y previsional nacional.

“La falta de actualización de mínimos y deducciones del impuesto a las ganancias para el 2012 y la falta de ajuste de los topes de los tramos de la escala de cálculo han provocado que quienes deban tributar el impuesto a las ganancias lo hagan a tasas efectivas mayores cada año”, explica el estudio.

Agrega que “este incremento de la presión tributaria, la falta de actualización de mínimos y deducciones del impuesto a las ganancias para el 2012 y la falta de ajuste de los topes de los tramos de la escala de cálculo han provocado que quienes deban tributar el impuesto a las ganancias lo hagan a tasas efectivas mayores cada año”.

Según el trabajo de IARAF, este incremento de la presión tributaria derivada del impuesto a las ganancias explica el corrimiento del día de liberación de impuestos de entre 10 y 13 días para los tres niveles de ingresos más elevados.

A nivel de otros impuestos directos, además de los incrementos de las cargas inmobiliarias y automotor, la falta de actualización de los parámetros de cálculo del tributo a los bienes personales ha provocado que el índice haya sufrido una variación adicional de 3 días en los dos niveles de ingresos más altos.

http://www.somos-pymes.com/informes/estiman-que-los-asalariados-destinaran-entre-172-y-205-dias-de-trabajo-a-impuestos.html

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *