Atrás quedaron las estructuras verticales de las empresas. En busca de la productividad y comunicación, se impone en el ambiente empresarial organigramas más horizontales que se ven reflejados en cómo se distribuyen los espacios de trabajo. Las oficinas con espacios individualizados e incomunicados han dado paso a espacios sin barreras y puertas abiertas.

 

 

Zonas abiertas que favorezcan la conectividad y permitan que fluyan las ideas y opiniones pero que también influyan en el desarrollo del trabajo personal en el propio puesto de trabajo.

Favorecer la sociabilización de los empleados es otra de buena forma de favorecer el buen clima laboral y aumentar la productividad y para ello es muy bueno el uso de espacio abiertos que permitan la interacción de los trabajadores.

La oficina se ha convertido en la primera estancia para el trabajador, pasando en ella la mayoría del tiempo, de ahí que sea tan necesario que se convierta en un espacio con personalidad, acogedor y familiar donde el personal se desarrolle satisfactoriamente. En este sentido, todo el material de oficina, objetos incluso telas y colores tiene mucho que ver que conseguir el ambiente perfecto.

Otro de los aspectos que han cambiado es la metodología de trabajo, es muy común hoy en día, formar grupos para trabajar por proyectos o trabajar a part time, por eso, también es muy importante contar con el material de oficina flexible y multifunción que permita adaptar el diseño del espacio de trabajo a las circunstancias.

Sobre el autor

DisOfic, pone a tu disposición todas las soluciones de archivo a precios muy económicos, para que organizar tu espacio de trabajo ya no sea un problema. Más información en http://www.disofic.es.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *