Hoy en día las baterías de plomo-ácido dejaron de ser un accesorio sin importancia dentro del equipamiento electrónico de potencia, debido a que la disponibilidad de los sistemas cada día es mayor. Por este motivo, Tripp Lite dio a conocer una serie de consejos para que los canales ayuden a sus clientes en el mantenimiento, almacenamiento y recambio de baterías de UPS. Tome nota.

 

Hoy en día las baterías de plomo-ácido dejaron de ser un accesorio sin importancia dentro del equipamiento electrónico de potencia, debido a que la disponibilidad de los sistemas cada día es mayor.

La calidad de las baterías, entonces, es fundamental para asegurar su confiabilidad, ya que en operación normal están expuestas a la acción del ambiente físico local -y a factores como temperatura y humedad- e inmersas en ambientes poco amigables. Asimismo, sus requerimientos de mantenimiento deben ser mínimos y sencillos, por lo que deben exigirse baterías VRLA ó AGM, de cambio unitario y libres de mantenimiento. 

A continuación, Cristián Alvarezm Strategic Technicak Manager de TrippLite da a conocer una serie de consejos fundamentales para el stock de UPS, baterías y cambios de baterías al momento de solicitar un mantenimiento preventivo o correctivo. 

Almacenamiento más seguro

El lugar donde se almacenan las baterías y UPS que incluyen baterías internas debe estar ventilado, ya sea por medio natural o inducido, para prevenir la acumulación de mezclas de hidrógeno que pueden ser explosiva y limitar la acumulación de otros gases peligrosos. Al mismo tiempo es necesario resguardar las baterías contra las temperaturas extremas. 

En climas cálidos la bodega debe ayudar a mantener la temperatura del electrólito en alrededor de 25° C. Esto contribuirá a una vida óptima de la batería, buen funcionamiento y bajo costo de operación. Deben evitarse temperaturas extremas, puesto que las temperaturas bajas disminuyen la capacidad de la batería y si se mantiene por un tiempo prolongado una alta temperatura, su vida útil disminuye. 

En climas donde la temperatura ambiente desciende por debajo de los 4° C, el lugar debe estar diseñado para mantener la temperatura del electrólito arriba de su punto de congelamiento. Asimismo, deben evitarse lugares con fuentes de calor incluyendo rayos directos del sol. 

¿Cuando cambiar las baterías?

Es recomendable realizar el cambio de baterías cada 2 años, para mantener los niveles de disponibilidad óptimos del equipo. Las baterías deben ser VRLA ó AGM y corresponder al mismo tipo, características utilizadas dentro de las UPS, mismo fabricante entre ellas e igual capacidad y edad para ser conectadas en serie y paralelo. 

Debido a la cantidad de baterías de bajo nivel disponibles en el mercado, los riesgos que genera el mal uso y personal no calificado, es recomendable preferir los centros de servicios autorizados y certificados de marcas especialistas como Tripp Lite, para asegurar un trabajo de excelencia y un buen funcionamiento de sus unidades de respaldo.

Por Pamela Stupia  – Redacción ITSitio

http://www.itsitio.com

 

 

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *