Una de las etapas más difíciles y peligrosas por las que se puede pasar, es la temida pérdida del empleo, una situación de muchísimo estrés y nerviosismo

donde tenemos que actuar fríamente y pensando siempre de una manera positiva ya que siempre existe una posible solución.

 

Evidentemente, esta situación se agrava mucho más cuando tienes una familia a tu cargo y tu sueldo es el único y el más contundente que entra en el hogar familiar, por ello, una importante acción a tener en cuenta, es la de tener en todo momento presente la posibilidad de que nos podemos quedar sin trabajo y prevenirlo con unos ahorros de 3 meses como mínimo para poder seguir con nuestra vida y las de nuestros familiares mientras se busca otro empleo de la manera más rápida posible. Para ello siempre es imprescindible tener un control exhaustivo de todas nuestras cuentas y es aquí donde podemos aprovecharnos de la utilidad de una tarjeta de crédito, ya que utilizándola como herramienta de gestión financiera llevaremos un control constante de todos nuestros movimientos financieros.

Normalmente, la búsqueda de un nuevo empleo puede durar entre 3 y 6 meses, pero no siempre esto es así, ya que puede llegar a alargarse considerablemente, debido a esto, aunque lo normal sea que como mínimo queramos encontrar un puesto de trabajo en el mismo ámbito laboral que teníamos anteriormente, con su mismo sueldo y ventajas que nos aportaba; hay ocasiones que esto no es posible, por lo que deberemos actuar de la mejor forma posible buscando un trabajo que aunque sea temporal y donde tendremos un sueldo menor, podremos seguir buscando el puesto que queramos y mas se adapte a nosotros al mismo tiempo que tenemos ciertos ingresos mensuales.

Esto implica varias cosas, la primera y fundamental consiste en que deberemos tener en cuenta que a un menor sueldo, menor es el ingreso por lo que menores serán los gastos que deberemos realizar. Y por otro lado que no deberemos caer en un estado de depresión por haber perdido nuestro antiguo trabajo y encontrarnos ahora en uno con menor salario, ya que el mercado se encuentra en constante cambio y crecimiento, lo que significa que para un buen trabajador siempre van a existir nuevas oportunidades y nuevos puestos de trabajo a los que puede llegar a optar.

Otra manera de prever esto, es que si en nuestro trabajo actual, estamos viendo que la empresa no marcha del todo bien y que empiezan a haber reducciones de plantilla o despidos, deberemos empezar inmediatamente a reducir gastos para que en el caso de que llegue hasta nosotros mismos estas reducciones de plantilla, ya estemos preparados para empezar a afrontar esta nueva situación.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *