Es indudable que en los últimos años las nuevas tecnologías se han convertido en un factor importante dentro del mundo de las empresas y los negocios, aunque es debatible que la simple implementación de una nueva tecnología se convierte de manera automática en una ventaja competitiva; las nuevas tecnologías representan para las PYMES el vehículo ne

Es indudable que en los últimos años las nuevas tecnologías se han convertido en un factor importante dentro del mundo de las empresas y los negocios, aunque es debatible que la simple implementación de una nueva tecnología se convierte de manera automática en una ventaja competitiva; las nuevas tecnologías representan para las PYMES el vehículo necesario para mantenerse vigentes dentro de un mercado de bienes y servicios altamente competitivo.

En los últimos años organismos gubernamentales y programas privados de emprendimiento alrededor del mundo han incentivado la ampliación y uso extensivo de nuevas tecnologías dentro las PYMES, de tal manera que se ha experimentado un aumento considerable en la producción de contenidos y documentos digitales que jamás serán impresos pero que contienen información vital para los negocios de la compañía.  
Dicho aumento en la producción de información digital dentro de las PYMES, ha ocasionado que estas también se empiecen a interesar por la adopción de prácticas y políticas gestión de sus archivos digitales; prácticas que antes parecían de uso exclusivo de las grandes corporaciones, pero que han demostrado ser útiles, eficaces y casi necesarias incluso para las pequeñas y medianas empresas.
Este nuevo boom en el uso de soluciones y políticas para la gestión de contenidos digitales en las PYMES ha impulsado el surgimiento de compañías que ofrecen a precios competitivos servicios de backup remoto, almacenamiento en la nube o de recuperación de archivos, ampliando y mejorando así las posibilidades de las PYMES de contar con servicios especializados para la gestión y almacenamiento de sus contenidos digitales.
Sin embargo, tal como lo resaltamos al inicio de este artículo, la contratación o adquisición de un servicio no se traduce inmediatamente en una ventaja y en el caso de la gestión de contenidos digitales en las PYMES si la adopción de este tipo de servicios no viene acompañada de una política de seguridad y gestión de la información al interior de la organización, la solución rápidamente se convertirá en un dolor de cabeza y la inversión podrá considerarse un pérdida.
Tenga en cuenta que la PYME de hoy produce más contenido o información digital que la de hace un par de décadas, si esta información no se gestiona adecuadamente su PYME está en riesgo de perder el activo más importante de toda empresa en la información.

Read more http://www.pymeyemprendedores.com/2012/10/seguridad-de-la-informacion-un-asunto.html

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *