Hace una década, cuando una marca se ponía en campaña para organizar el diseño de su página web, se concentraba en determinados aspectos como, por ejemplo, lograr que fuese impactante, original y sorprendente. En ese momento, muchas empresas consideraban que tener un sitio con determinadas características podía ser una herramienta útil para increme

Hace una década, cuando una marca se ponía en campaña para organizar el diseño de su página web, se concentraba en determinados aspectos como, por ejemplo, lograr que fuese impactante, original y sorprendente. En ese momento, muchas empresas consideraban que tener un sitio con determinadas características podía ser una herramienta útil para incrementar sus ventas. La ecuación a partir de la cual se manejaban algunas firmas era: `usuario impresionado, cliente seguro`. 


La estrategia se centraba en ese entonces en la creación de una página creativa y que nunca hubiese sido vista anteriormente. La estrategia online tenía la misión de `entretener` al usuario y que éste comentase la página con sus amigos y la recomendara. Sin embargo, a pesar de la intención de muchas marcas, algunos usuarios terminaban abandonando la navegación, frustrados por la mala usabilidad de la página. Y hoy, cuando la mayor parte de las empresas cuenta con una página, tenerla ya no implica un valor agregado, sino que representa casi una obligación y el desafío actual consiste en encontrar la manera ideal en la que diferenciarse. Lo que hay que tener en cuenta

Actualmente, a la hora de definir si una página web es útil y atractiva o no, un elemento de peso es la simpleza de uso. Para ello se necesitan interfaces rápidos, ya que cuanto menos esfuerzo requiera la navegabilidad, más atención se puede prestar al contenido, a lo que el usuario busca y le interesa. Para ello, un factor clave es que la página de inicio aparezca siempre visible como referencia. Tampoco las visitas pueden desperdiciar minutos tratando de encontrar algo, por lo que siempre debería encontrarse con una función de `buscar` en todas las páginas. Otros aspectos que hay que evaluar son aquellos vinculados con lo que ocurre en la interacción como, por ejemplo, si se baja un video, cuánto tiempo tarda. En caso de que algún elemento no esté disponible, hay que avisarle al usuario de modo claro, así como también es necesario indicarle si hay algún error en la página. 

También se debe entender con claridad dónde están los enlaces y qué textos, íconos o imágenes funcionan como tales. De lo contrario, la marca puede perderse de grandes oportunidades de crecimiento, ya que si el usuario no encuentra enseguida la manera de compatir un contenido en redes sociales o mandarlo por correo electrónico, generalmente no lo hace. Por otro lado, cuando se realiza una compra on-line, el usuariono quiere rellenar formularios innecesarios y necesitamos un sistema donde podamos meter nuestros datos bancarios de una manera segura y rápida. 

Las 10 reglas de oro
Puro Marketing realizó un decálogo indicando cuáles son los principios que todo sitio web debe respetar para que pueda funcionar de manera estratégica. Estas son: 

1. Crear jerarquías visuales que agrupen y prioricen el contenido.
2. Dejar espacios en blanco para que pueda descansar la vista.
3. Utilizar una tipografía clara y generar un fuerte contraste entre ésta y el fondo para facilitar la lectura.
4. La página de inicio tiene que estar referenciada en todas las demás y debe ser visualmente distinta.
5. Incluir aplicaciones o procesos en todas las páginas de `Búsqueda`, `Ayuda`, `Imprimir`, `Compartir`, `Enviar por correo electrónico`.
6. Seguir un determinado estilo en la creación de la página, para que su diseño sea siempre identificador de la marca.
7. El usuario no debe de perder nunca el control del interfaz y tiene que saber en todo momento qué es lo que está sucediendo en la página e, incluso, si surgiesen errores el internauta debe de estar informado sobre a qué se deben.
8. El tiempo de respuesta debe ser inmediato.
9. La imagen de la página debe transmitir sus objetivos y valores.
10. El diseño del sitio debe estar centrado en las características de los usuarios a los que se dirige.
La imagen online es un aspecto clave para toda empresa. En muchos casos, es el primer contacto con el cliente y un importante canal de venta. Claves para atraer al usuario desde el diseño y lograr la mejor presentación de los productos

Fuente: puromarketing

Read more http://www.pymeyemprendedores.com/2012/07/10-principios-que-toda-marca-debe-tener.html

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *