En los últimos años la Responsabilidad Social Empresaria (RSE) ha ido adquiriendo una notable relevancia en las acciones de las empresas tanto a nivel nacional como internacional.


Es interesante destacar con respecto a esta temática, que más allá del trabajo externo que comúnmente realizan las empresas para llevar adelante acciones de RSE, muchas ta

En los últimos años la Responsabilidad Social Empresaria (RSE) ha ido adquiriendo una notable relevancia en las acciones de las empresas tanto a nivel nacional como internacional.


Es interesante destacar con respecto a esta temática, que más allá del trabajo externo que comúnmente realizan las empresas para llevar adelante acciones de RSE, muchas también se centran en primer lugar en la aplicación de estrategias desde adentro, llevando adelante acciones formativas para los trabajadores que generen entre otras cosas, un buen ambiente laboral, la integración de los empleados a la compañía y una mejora en las condiciones laborales, etc.

En una entrevista exclusiva, el Dr. Juan José Gilli, Director del Departamento de Doctorado en la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, explica entre otras cosas, algunos puntos para entender la importancia que hoy ocupa la RSE en las empresas e instituciones y el lugar que tienen las condiciones de trabajo en las políticas de RSE.

Juan José Gilli es Dr. en Ciencias Económicas por la Universidad de Buenos Aires, donde se desempeña como Profesor Titular Consulto, Director del Departamento de Doctorado e investigador. Además dicta cursos de doctorado y posgrado en universidades argentinas y extranjeras. Realizó tareas de consultoría para empresas privadas, organismos públicos y proyectos de organismos internacionales. Es autor de diez libros sobre temas de administración, entre los cuáles, el más reciente es Ética y Empresa de ediciones Granica. Obtuvo el premio a la Vocación Académica otorgado por la Fundación El Libro en 2008 y el premio a la Trayectoria Profesional en Ciencias Económicas, otorgado por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas en 2011.
¿A qué se denomina Responsabilidad Social Empresaria (RSE)?
El concepto de responsabilidad social empresaria ha estado asociado tradicionalmente a la filantropía, es decir los aportes a instituciones culturales, educativas, religiosas u otras de carácter comunitario pero, es a partir de la década de 1960 cuando la cuestión se plantea en los términos actuales.

El concepto de RSE es que, quienes dirigen una empresa, deben hacerse cargo por las influencias sociales de su actividad. Una empresa, para suministrar bienes y servicios necesita emplear personas y recursos y funcionar en un medio y debe ser absolutamente responsable por las consecuencias de sus decisiones; por ejemplo: maltrato al personal, falta de transparencia en la relación con proveedores, publicidad engañosa, mala calidad del producto o contaminación ambiental. Es decir, que la RSE va mucho más allá de la tradicional filantropía.

¿Cuál es el contexto histórico de la implementación de la RSE en nuestro país?
Si bien ya fines del siglo pasado la discusión sobre la responsabilidad social se había instalado en el ámbito académico y algunas empresas tenían programas en tal sentido, el tema de la RSE emerge con fuerza a partir de la crisis del año 2001. La crisis genera una corriente de solidaridad en la sociedad y ésta trasciende al ámbito empresario, principalmente mediante acciones orientadas a la comunidad.

¿Cuáles son los beneficios que buscan las empresas a través de su implementación?
En este punto se plantea un dilema ¿las empresas implementan programas de responsabilidad social por una necesidad sentida o por marketing? Mi impresión es que las empresas entienden que algo tienen que decir o mostrar en materia de RSE pero que, el concepto amplio de responsabilidad por las consecuencias sociales de su actividad en el medio, no está totalmente asumido.

Realmente la comprensión acabada de la RSE implica mirar más allá de la rentabilidad inmediata y apostar a la sustentabilidad de la empresa, y ese es el beneficio más significativo.

¿Existen actualmente organismos de control y una regulación con respecto a la responsabilidad social de las empresas?
Existen múltiples iniciativas internacionales tendientes a impulsar la RSE que aportan guías para la elaboración voluntaria de información con contenido social y ambiental; por ejemplo la Global Reporting Inciative (GRI), la norma ISO 14000 o el Libro Verde de la Comunidad Europea.

La tendencia a la regulación se da principalmente en países europeos, por ejemplo en Inglaterra existe un ministerio de Responsabilidad Social Empresarial y, en otros casos, existen exigencias en cuanto a la presentación de balances sociales. En nuestro medio, las empresas que han suscripto el Pacto Global promovido por Naciones Unidas presentan informes de sustentabilidad.

¿Qué lugar ocupan las condiciones de trabajo en las políticas de RSE de las empresas?
Los trabajadores constituyen los “stakeholders” clave de una empresa; son su principal recurso y por lo tanto deberían ser su principal preocupación. De ellos dependen la productividad y la calidad de productos y servicios y la empresa debe considerar que no sólo importa la remuneración, hay otros factores como el clima laboral, el tipo de supervisión o la posibilidad de desarrollo que inciden en la motivación del trabajador.

¿Por qué generalmente los programas de RSE están más orientados a la comunidad y el medio ambiente y menos a los temas laborales?
La respuesta es sencilla, todavía subsiste la idea tradicional de la RSE, más ligada a la beneficencia y acciones que tengan repercusión pública y, en el caso particular del medio ambiente, por atender a un tema que se ha instalado fuertemente en la sociedad y la empresa debe mostrar que no es ajena a esa preocupación.

¿Qué ejemplos podría mencionar de RSE orientada a los derechos laborales?
Más allá del cumplimiento de las leyes laborales, tanto en la letra como en el espíritu, existen valores básicos como la justicia y la igualdad que se deben respetar y que constituyen el sustrato ético de las relaciones laborales.

Justamente el GRI propone una serie de indicadores referidos a: condiciones de empleo, beneficios sociales, salud y seguridad en el trabajo, formación y educación, diversidad e igualdad de oportunidades. Un tema muy actual es la necesidad de conciliar las obligaciones laborales con la vida personal del empleado.

¿En cuestiones laborales la RSE es vista por las empresas como un costo o una inversión?
Dice Adela Cortina, una especialista en temas de ética empresarial, que la responsabilidad social debe asumirse como una herramienta de gestión. Las buenas prácticas en las relaciones laborales deben ser vistas como una inversión cuyo beneficio se verá reflejado en el clima de trabajo, en los índices de ausentismo, en la retención del personal capacitado, en la satisfacción del trabajador, en su rendimiento y, en definitiva, en los resultados de la empresa.

Por Ángeles Bellomo
Fuente: eleve

Read more http://www.pymeyemprendedores.com/2012/04/la-comprension-acabada-de-la-rse.html

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *