Por Gustavo Voget – CEO de OMK y Omikron Argentina
Nadie dijo que iba a ser fácil, lo que tampoco avisaron es que iba a ser tan complicado. Cuando en una empresa proponemos realizar modificaciones profundas enfrentamos múltiples vicisitudes que contemplamos de antemano y, aunque las previéramos, nada nos prepara lo suficiente para transitar si

Por Gustavo Voget – CEO de OMK y Omikron Argentina
Nadie dijo que iba a ser fácil, lo que tampoco avisaron es que iba a ser tan complicado. Cuando en una empresa proponemos realizar modificaciones profundas enfrentamos múltiples vicisitudes que contemplamos de antemano y, aunque las previéramos, nada nos prepara lo suficiente para transitar sin obstáculos la resistencia al cambio.


La resistencia al cambio es un concepto en la teoría de las organizaciones, que refiere a una fuerza que opera en los individuos con el fin de perpetuar las condiciones existentes en su ambiente. No está mal, pues todas las personas necesitan adaptarse y, en esa adaptación, terminan encontrando un lugar de comodidad. El problema es que muchas veces pierden de vista los objetivos plasmados en la misión y visión de la empresa. 

La función de los responsables de llevar adelante esos cambios es, justamente, explicarlos, racionalizarlos y enseñarlos para que cada uno de los integrantes de la compañía entienda que lo que se busca es un beneficio común y realice el esfuerzo extra que se solicita durante este período. 

Sin embargo, nos topamos con casos en los que esos lugares de comodidad se han tornado crónicos y la persona siente que salir de ellos implicaría perder derechos adquiridos e, incluso, realizar una labor a disgusto y carente de sentido. Cuando esto sucede, es mejor que se dividan los caminos, porque será imposible para los líderes, poder lidiar con individuos que no crean en el nuevo rumbo elegido por la organización.

En este proceso dinámico, estresante y demandante en extremo, quienes somos responsables de la conducción de una empresa, debemos mantener la cabeza sumamente fría y la conducta cerca de los valores en los que creemos. Sólo así surgirán de nosotros decisiones justas, humanas y productivas para la compañía.

Read more http://www.pymeyemprendedores.com/2011/09/la-resistencia-al-cambio.html

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *