Es lamentable que existan casos en los que un empleado ascienda en la empresa debido casi exclusivamente a su suerte y a sus influencias y relaciones, puesto que llega a ser un Gerente o Director con una alta «resistencia al cambio» y que «mata los liderazgos».

Esta situación ocasiona que se dificulte muchísimo el d

Es lamentable que existan casos en los que un empleado ascienda en la empresa debido casi exclusivamente a su suerte y a sus influencias y relaciones, puesto que llega a ser un Gerente o Director con una alta «resistencia al cambio» y que «mata los liderazgos».

Esta situación ocasiona que se dificulte muchísimo el desarrollo de una verdadera cultura de innovación y que facilite la obtención de un elevado índice de rotación de personal (esto último debido a la inconformidad de los empleados frente a las actitudes y comportamientos de sus dirigentes); todo esto entre muchas otras cosas más.
Las razones por las que una empresa debería ascender a un empleado son las siguientes:  

1) Por el nivel de conocimiento del empleado (proveniente de la educación formal y no formal, y de la práctica de ser autodidacta) que le forman una base sólida para desarrollarse en la empresa. 

2) Que el empleado no solo tenga el conocimiento necesario, sino que haya obtenido  un título de educación superior que asegure que haya aprobado satisfactoriamente sus estudios.

3) Por el alto sentido de pertenencia a la empresa que obtiene el empleado, que lo hace dar lo «mejor de sí» en el trabajo. 

4) La rapidez en que la experiencia ganada con el día a día y el conocimiento base proveniente de la educación formal y no formal (y también la proveniente de la práctica de ser autodidacta), se combinan en el empleado para mejorar notablemente su desempeño y para ganar la auto-confianza necesaria para desarrollar su liderazgo. 

5) Un notable y efectivo desarrollo inicial del liderazgo del empleado.
Sólo como observación, en esto hay que tomar en cuenta que la formación continua que brinde la empresa al empleado, influirá mucho en el estilo de liderazgo que éste, finalmente, desarrolle. (vea: http://bit.ly/ceAAlv).

6) El alto nivel de proactividad que posea el empleado (aunque esto bien podría ser considero dentro de lo descrito en el númeral 5), que lo hace ser altamente propositivo y, debido a su conocimiento y la experiencia ganada con el día a día, altamente acertado en lo que propone.

Read more http://www.pymeyemprendedores.com/2010/12/quien-debo-ascender-en-la-empresa.html

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *