Totalmente cierto… no solo sufre los desfases entre las fechas de pago y cobro, sino que el gasto financiero suele ser tremendamente superior a lo necesario. Es necesario negociar cada punto en el interés en los contratos de crédito. La mayor parte de los pequeños empresarios tiene una gran mentalidad ahorradora, sin embargo; para nada sirve ah… Totalmente cierto… no solo sufre los desfases entre las fechas de pago y cobro, sino que el gasto financiero suele ser tremendamente superior a lo necesario. Es necesario negociar cada punto en el interés en los contratos de crédito. La mayor parte de los pequeños empresarios tiene una gran mentalidad ahorradora, sin embargo; para nada sirve ahorrar en tinta en la impresora (por ejemplo) si luego no se negocian bien los contratos. Las claves son:
– evitar los préstamos y utilizar créditos revolving, optimizando el pasivo a las necesidades de financiación.
– negociar con varias entidades financieras y buscar la mejor oferta financiera.
– tener cuidado al factorizar y conocer los riesgos y beneficios que se ceden a la entidad financiera
– en el caso de contratar un derivado (por ejemplo, un swap para pasar la financiación de variable a fija), tener un especial cuidado con los términos negociados ya que las consecuencias pueden ser MUY GRANDES.
– por supuesto, retrasar al máximo los pagos y anticipar al máximo, en la medida de lo posible, los cobros.
El problema es que acudir a un experto en finanzas parace muy "caro" en principio, aunque el ahorro final puede ser la diferencia entre un negocio que sobrevive y uno que no.

Read more http://www.pymeyemprendedores.com/2010/09/muchas-pymes-fracasan-por-tener-un-mal.html?showComment=1285934276099#c5012000828443888208

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *