El fabricante de PC ubica al país dentro de un grupo que crecerá más rápido que los denominados «BRIC» hacia 2012.
Con la economía estadounidense cruzada por la crisis de las hipotecas y la Unión Europea en apuros, la fortuna de Michael Dell (que asciende a la friolera de US$ 16.400 millones, según Forbes) cada vez depende más de América latina, Asi… El fabricante de PC ubica al país dentro de un grupo que crecerá más rápido que los denominados «BRIC» hacia 2012.
Con la economía estadounidense cruzada por la crisis de las hipotecas y la Unión Europea en apuros, la fortuna de Michael Dell (que asciende a la friolera de US$ 16.400 millones, según Forbes) cada vez depende más de América latina, Asia y Africa y menos de los mercados más desarrollados.En el mundo ya hay un parque de 1.000 millones de computadoras.
«De los próximos 1.000 millones que se despachen, 80% se venderán en Brasil, Rusia, India y China (BRIC) y sus zonas de influencia (como la Argentina)», dice el propietario de la empresa que lleva su apellido, en los cuarteles centrales de Round Rock, una localidad texana que se ufana de ser la más segura de Estados Unidos.Michael Dell se hizo un lugar en el mundo vendiendo computadoras de escritorio y portátiles a medida, con la memoria y disco duro que cada cliente pide. Una receta que confía que funcionará en distintas geografías.
«Hoy, el bloque BRIC representa un 9% de nuestro negocio –cercano a los US$ 70.000 millones– y los países emergentes equivalen a la mitad de eso, o sea que suman otro 4,5%. Pero esos mercados en desarrollo van a crecer más que los BRIC. Hay un grupo de 10 países que avanzarán más rápido que el resto. Son los próximos top ten.
Entre ellos está la Argentina», le explica el dueño de casa a iEco.La lista de los territorios en los que Dell posa su mirada se completa con Chile y Colombia en el Cono Sur, y también encuentra a Vietnam, Indonesia, Ucrania, Egipto, Marruecos, Nigeria y otro país que Dell no recuerda, pero que sabe que engordará su billetera.
«Para 2012, el 80% de nuestros ingresos se generarán fuera de los Estados Unidos», asume el ejecutivo, que está vestido como cualquiera de sus empleados (jean negro, camisa gris, zapatos al tono). Nada que haría creer que se trata del decimotercer hombre más acaudalado de Estados Unidos. En 2007, su apellido estuvo en 40 millones de computadoras, el 14,9% de las PC que se venden por año en el mundo.
En la Argentina, Dell factura US$ 80,4 millones. Su participación de mercado en el segmento de PC de escritorio es de 2,5%, mientras que posee 7,2% en laptops.»Las desktops van a seguir siendo necesarias por dos razones. Si uno busca una computadora de bajo costo, necesita una PC de escritorio. Si se quiere la más rápida, también. Si le interesa algo en el medio, le conviene una notebook. No es una sustitución, aunque las laptops crecen más rápido».
En la Argentina, el mercado total de desktops es casi cuatro veces más grande que el de notebooks: 376.612 unidades en el primer trimestre contra 93.515 portátiles.Mientras que las tradicionales escalaron un 18% en 2008, el salto interanual en las laptops fue de 146,2%.
«Durante el último año, en Estados Unidos, se gastó más plata en notebooks que en PC de escritorio. Y esa tendencia, tarde o temprano, terminará dándose en la mayoría de los mercados», auguran los lugartenientes de Dell.Hace un año y medio, Michael Dell tuvo que retomar las riendas de la compañía que fundó en 1984.Lo hizo después de que HewlettPackard los destronara como mayor expendedor de PC del mundo.
«La compañía necesitaba una estrategia clara y foco», sostiene el empresario, dueño del 11% de las acciones de la compañía, cuyo valor de mercado en Wall Street roza los US$ 52.000 millones.
«Me vieron como un buen candidato para el puesto», ironiza.Afuera hace 40 grados a la sombra y los rayos del calor desértico perforan los beneficios de cualquier protector solar. Sentado frente a periodistas de distintos lugares del mundo, en un sala bien acondicionada, Dell va perdiendo la paciencia frente a las reiteradas preguntas sobre cuál será su reacción a la fusión HP-EDS, que fortalecerá a su competidor en el terreno de los servicios.
«EDS es sólo un 3% de todo el mercado de servicios. El otro 97% es de otras compañías, como Accenture, Infosys y Tata.Podemos hacer asociaciones con esas compañías, y también salir de compras, como ya hicimos con nueve empresas que adquirimos.Cuando hablamos de servicios, el mercado es muy grande. Están los sistemas, bases de datos, software, redes», apunta.
En un mercado cuyos precios se hunden por las distintas innovaciones, Dell tuvo que cambiar su foco de negocios. De dedicarse exclusivamente a la venta telefónica o por Internet, la compañía pasó a darles más importancia a las cadenas de comercio minorista, de electrodomésticos y supermercados.
–¿Con estas modificaciones, están buscando un perfil más parecido al de algún competidor? –No voy a explicar nuestro negocio desde las comparaciones con los competidores. Tenemos un modelo propio. Además, no nos pueden comparar con IBM, vendemos cuatro veces más cantidad de servidores que ellos. Están en servidores realmente muy caros, mientras que nosotros apuntamos a pymes, instituciones públicas y también grandes empresas, pero en forma más efectiva.
–¿No piensa en un retiro como el de Bill Gates? –Soy más joven que él. De todas formas, cuando hablo con el directorio de la empresa, ellos me preguntan: «¿Qué pasa si te atropella un camión?» Y es una buena pregunta. Aunque trato de mantenerme alejado de los camiones, los gerentes saben qué hacer en caso de que yo no esté disponible.

NOW! Servicios IT
Buenos Aires – Argentina
http://www.nowserviciosit.com.ar/

Read more http://www.pymeyemprendedores.com/2008/08/dell-la-argentina-es-parte-del-prximo.html

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *